martes, 21 de febrero de 2012

Nunca la expresión "cambiar de aires" fue tan simbólica.

Se dispone a dejarlo todo atrás para no volver NUNCA. Pero no está triste, no. Porque sabe que ahora empieza de cero y que la vida le da otra segunda oportunidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario